Bienvenido, visitante! [ Iniciar Sesion


La edad media de los pacientes que inician diálisis ha aumentado 10 años en la última década

Empresas, NOTICIAS, Residencias 20 marzo, 2014

En los dos primeros meses de 2014 se ha aumentado un 15% los trasplantes renales, con respecto al mismo periodo de 2013

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) –

La edad media de los pacientes que inician diálisis ha aumentado 10 años en la última década, pasando de 58 años a los 68 años, debido, entre otras cosas, al aumento de la esperanza de vida y de los programas de prevención, según ha informado el presidente de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), Alberto Martínez Castelao, con motivo de la celebración del Día Mundial del Riñón, que este año lleva por lema ‘Riñones y envejecimiento’.

Asimismo, el número de personas que llegan a estadio cinco de la enfermedad renal crónica en España va disminuyendo y, según ha informado Martínez Castelao, en el último año fueron cerca de 5.600 personas, cuando en el año 1994 fueron más de 6.100 pacientes. No obstante, el experto ha apostillado que el número total de pacientes en tratamiento renal sustitutivo sigue aumentando y ya supera los 50.900, en diferentes tratamientos.

Dicho esto, ha destacado la importancia de que las personas mayores vigilen sus riñones ya que, aunque el envejecimiento no es una causa de la aparición de esta enfermedad, sí que muchos ancianos tienen factores de riesgo que pueden favorecer su aparición. Es el caso de los hipertensos, diabéticos y polimedicados.

En este sentido, el presidente de la SEN ha alertado de que los antiinflamatorios pueden afectar al riñón debido a que muchos de ellos se eliminan a través de este órgano. «Predecir la nefrotoxicidad que pueden provocar estos fármacos no es fácil, pero sabemos que hay personas que lo pueden desarrollar, como algunas personas mayores. Por eso, se les recomienda utilizarlos lo menos posible y que los sustituyan por otros que son menos dañinos como, por ejemplo, el paracetamol», ha apostillado.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), José Antonio López Trigo, ha explicado que, aunque actualmente se conoce que no hay una relación lineal entre envejecimiento y disminución de la función renal, recientes estudios han mostrado que, aproximadamente, un 38 por ciento de los mayores de 70 años tienen un filtrado glomerular disminuido, lo que puede ser un factor de riesgo de enfermedad renal.

IMPORTANCIA DE LA ATENCIÓN PRIMARIA

Ante esto, los expertos han destacado la importancia que tiene que desde Atención Primaria se sepan diagnosticar bien a los pacientes con esta patología o en riesgo de padecerla, especialmente a los mayores. Además, el coordinador del Grupo de Nefrología Geriátrica de la SEN, Juan Florencio Macías Núñez, ha avisado de que los problemas que provoca el diagnóstico indebido en ancianos hace que «no se incluyan a estos pacientes en ensayos clínicos y, además, que no reciban tratamientos médicos o quirúrgicos cuando el prospecto de sus terapias indica que está contraindicado ante insuficiencia renal.

«Urge disminuir el volumen de pacientes de edad avanzada que, debido a un diagnóstico deficiente, y sin tener una insuficiencia renal, acuden a las consultas de Nefrología. Así evitamos traslados y los gastos que conllevan. Además, es importante que en Atención Primaria se pida a estas personas mayores un análisis simple y que aquellos que tengan niveles bajo de calcio, alto de fósforo y anemia sean derivados a Nefrología para un estudio más especializado», ha apostillado.

Estas declaraciones han sido corroboradas por el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), José Luis Llisterri, y el miembro del Consejo Asesor de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), Antonio Fernández-Pro Ledesma, quienes han destacado la importancia de los médicos de cabecera en el tratamiento de esta enfermedad.

No obstante, en esta asistencia es también «fundamental» la figura de los enfermeros aunque, según ha comentado la presidenta de la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (SEDEN), María Jesús Rollán, éstos deben ser «expertos» en la patología y los problemas derivados de la misma.

Dicho esto, ha destacado la importancia de que los pacientes sean atendidos por equipos multidisciplinares, compuestos por nutricionistas, trabajadores sociales, cirujanos vasculares, nefrólogos, enfermeros y personas especializadas en cuidados paliativos.

Del mismo modo, el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER), Alejandro Toledo, ha subrayado la importancia de que las administraciones realicen estrategias de salud renal que tengan que ver con la prevención y el diagnóstico precoz ya que, a su juicio, estas medidas contribuyen a la «sostenibilidad» del sistema y a que los pacientes tengan un acceso «igualitario» a los tratamientos.

AUMENTO DEL TRASPLANTE RENAL

Por último, el presidente de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, ha informado de en los dos primeros meses de 2014 ha aumentado más de un 15 por ciento los trasplantes renales, respecto al mismo periodo de 2013, y un 25 por ciento la donación en parada cardiaca y asistolia.

Esto confirma la tendencia ascendente del trasplante renal en España que, el año pasado alcanzó su cifra máxima con 2.552 operaciones. «Ello se ha logrado en los últimos años a expensas de un mantenimiento de los donantes fallecidos, cada vez de edades más avanzadas, junto con un crecimiento progresivo de la donación de vivo y de la donación en parada cardiaca, que son hoy día las dos principales vías de expansión», ha comentado Matesanz.

Finalmente, ha recordado que la lista de espera para trasplante renal ha descendido progresivamente desde 2009, consiguiéndose el objetivo de mantener un buen equilibrio entre oferta y demanda en esta importante patología.

No Etiquetas

1543 total vistas, 2 hoy

  

Enlaces patrocinados